ESTAMOS ONLINE

OTRO MUNDO CREATIVO

Sobre cuestiones de privacidad. Capítulo IV

Pero no todo ha sido un camino de rosas para este equipo de ingenieros que construyeron el motor de búsqueda más potente del mundo. Su creciente desarrollo ha creado controversias en diferentes sectores de la sociedad. Google dispone de millones datos personales sobre lo usuarios, desde esta herramienta se pueden encontrar números de teléfono, datos personales, direcciones, fotografías y hasta imágenes vía satélite de casi cualquier localización del planeta. El tema sobre la privacidad de datos personales ha creado multitud de polémicas, Google ha forzado a la gente a enfrentarse con comportamientos nuevos a los que tiene que adaptarse. (Vise; Malseed, 2006: 177). Ya que el límite entre usar la base de datos de Google para conocer a alguien o para fisgonear en su vida sigue siendo muy difuso.

 

Es sabido que la tecnología avanza mucho más rápido que los sistemas legislativos, por ello con el boom de Internet de principios de los 90 y su rápida expansión, muchas empresas de base tecnológica como Google actuaron con total libertad a la hora de desarrollar herramientas como los motores de búsqueda, en un universo virtual donde los vacíos legales estaban a la orden del día. Todavía ahora, después de quince años, quedan en este sector muchas cuestiones por zanjar y, a menudo los diferentes gobiernos intentan legislar el funcionamiento de Internet y, sobretodo intentan regular y controlar sus contenidos. Pero parece que examinar todo el sistema a nivel global va a ser una ardua tarea.

Así mismo, Google ha tenido que librar duras batallas legales respecto a la propiedad de marca de ciertas empresas, ya que multitud de pequeños anunciantes adoptaron al principio la estrategia de poner en sus etiquetas claves de búsqueda, el nombre de populares empresas bien posicionadas del mismo sector que, al contrario que ellos, invertían grandes cifras de dinero en campañas promocionales, algo que ha suscitado críticas hacia la empresa y muchos problemas de carácter legal. Aunque por ahora Google tenga ganada esta batalla, defendiéndose con el eterno argumento de que los usuarios son conscientes en todo momento de lo que es publicidad y de lo que no y, los enlaces patrocinados que aparecen a la derecha de la pantalla en su motor de búsqueda son más bien un valor añadido en las búsquedas que realizan los usuarios y no una competencia desleal a las grandes empresas, ofreciéndoles un amplio mercado de ofertas diferentes donde cada uno de ellos pueda elegir según le convenga; se acogen a la legalidad de que dichas palabras de búsqueda registradas como marca, no son propiedad de Google, sino de sus anunciantes.

Cris Castellanos

Dircom en DLC y founder en Social Brand. Gestión y coordinación de proyectos creativos. Mi objetivo ha sido siempre observar, aprender y perseverar, para crecer y aportar nuevas técnicas creativas basadas en la innovación.