ESTAMOS ONLINE

OTRO MUNDO CREATIVO

Microsoft, análisis de una transición confusa

La empresa que Bill Gates creó en el año 1975 acaba de lanzar su nueva y “sorprendente” identidad corporativa, las redes sociales se han hecho bastante eco de ello en las últimas 24 horas. Nosotros hoy vamos a hacer un breve repaso de la historia gráfica de Microsoft®, sacando interesantes conclusiones y alternativas.

“Bibblet” fue el nombre escogido por la empresa Microsoft® en el lanzamiento de su primer logotipo en el año 1982, hace ya tres décadas. Esta identidad estuvo marcada por la simetría de sus letras sin serif y una cuidada letra “O” mayúscula con ciertos toques futuristas, todo un logro para los inicios de la era informática, donde los programas de edición todavía estaban en pañales.

Cinco años más tarde, en 1987, Microsoft® lanzó “Pacman”, su logotipo más conocido y que ha perdurado hasta hace escasas 48 horas. La empresa de software hizo en esta ocasión un cambio bastante radical estéticamente, conservando una tipografía sin serif pero esta vez en minúscula y negrita. Microsoft® nunca puso color a su logotipo, lo que le proporcionaba cierta sobriedad que transmitiría al público de todo el mundo, todo lo contrario de lo que representaba la manzana de su popular competidor Apple®.

Microsoft®, a diferencia de otras famosas marcas tecnológicas, no ha utilizado ningún imagotipo en su identidad corporativa, algo que le ha identificado siempre, el caso de las diversas y renombradas marcas de la empresa como Office® o Windows® es diferente. El logotipo de Windows® ha sufrido modificaciones en cada cambio significativo del programa y su ventana de cuatro colores casi se ha convertido en el signo identificativo por excelencia de este gigante de la informática.

Quince años perduró la ventana de cuatro colores, unos años en los que el boom de la informática se hacía patente en todos los hogares del mundo, gracias al ordenador personal y al software que permitía su fácil manejo.

Pero en pleno comienzo del s.XXI, Microsoft® lanzó el rediseño de Windows®, ofreciéndonos una imagen mucho más elaborada que la anterior, que marcaría el comienzo de una nueva era tecnológica, regida por empresas basadas en Internet como Google, Yahoo! o Amazon.

En sus siguientes versiones Windows® aparecía en una tipografía mucho más fina sin serif, debajo de su imagotipo de la ventana de colores, esta vez sin estela ni borde negro y con un degradado que le aportaba cierto relieve y dinamismo.

Ahora toca el turno de Office®, la otra marca de software que revolucionó la manera de trabajar de todas las empresas y hogares del mundo. Office® nació en el año 1989 para el sistema Macintosh de Apple®, no fue hasta el año siguiente cuando apareció para Windows®. En sus inicios vemos un imagotipo plano que simula un puzle, representando a los cuatro programas estrella de la marca: Word, Excel, Acces y Power Point. La tipografía en negrita coincidía con la de Microsoft® y los colores con los del imagotipo de famosa ventana de Windows®.

En el año 2000 la marca sufrió un cambio considerable y su imagotipo se convirtió en una forma geométrica bastante ornamental, que jugaba con degradados al igual que la nueva ventana de Windows XP, simplificándose considerablemente hasta el año 2010.

Sin embargo Office® no ha mantenido la misma línea para el sistema Macistosh y Windows; en su versión del año 2004, Office® ya presentaba una imagen muy cuidada para el sistema operativo de la casa Apple®. Un imagotipo sin tipografía que representaba a la perfección los principios minimalistas de la conocida empresa de la manzana, además podemos ver un packaging del producto muy diferencial al resto de programas de software y a sus cajas de cartón estucado brillo.

Pero la historia da un giro en el año 2012 y Microsoft se replantea unificar marcas y productos en uno solo. Así, el primer rediseño que nos muestra es el radical Windows 8, que aparece en una sola tonalidad mucho más simplificado. Lo mismo les ocurre a las marcas Office y XBOX, arrastrando su simplificación hasta la propia y ambigua imagen de Microsoft®, que se presentó hace apenas 48 horas.

Pero Microsoft® ha cometido un fallo, y es que su nueva marca Windows Phone, ha adquirido el mismo imagotipo que el antiguo Windows, generando cierta controversia estética, ya que Windows sigue manteniendo la idea de la ventana, aunque esta vez mucho más simplificada.

¿No hubiera sido mejor crear un nuevo imagotipo para la marca, que completara a los otros tres y así crear una línea unificada que realmente diera sentido al nuevo logotipo de Microsoft® y a sus cuatro colores? ¿Cuál es el motivo de haber escogido el mismo tono rojo que para la marca Office?. En la página web oficial de Microsoft® sus productos vienen representados por los siguientes iconos y colores, vamos a analizarlos:

El imagotipo de Windows coincide con Windows 8 en color pero no en forma, el imagotipo de Office se duplica según formatos y aparece en el mismo color rojo que el imagotipo de Windows Phone que conserva la antigua ventana. Por último XBOX y Bing representan a los otros dos colores del nuevo logo de Microsoft® verde y amarillo respectivamente. De esa manera la nueva identidad corporativa de la empresa se presentó antes los medios con este aspecto:

Los cuadrados de color representan supuestamente a sus productos estrella, acompañados con la tipografía en minúscula SEGOE UI de palo seco y en gris, lo que es verdad que le aporta cierta unificación cromática, ya que tres de los colores elegidos son RGB, colores que utiliza la pantalla del ordenador; pero entonces si el cuadro amarillo representa a la marca Bing, ¿la nueva imagen de los productos de Microsoft quedaría de la siguiente manera?.

¿Dónde aparece entonces el tan importante logotipo de Windows Phone? ¿Por qué no ha pensado en esto Microsoft®?, desde luego si el orden de los productos Windows, Office, WindowsPhone y XBOX, no sería lógico haber organizado los colores e imagotipos de la siguiente manera?

Entonces, ¿qué pasa con Bing? ¿se deberían plantear cambiar a su imagotipo? Y, los cuadrados de color del nuevo logotipo ¿no deberían representarse así para mantener una coherencia imagotipo-productos?:

Desde nuestra humilde opinión es eso de lo que creemos que carece la Nueva Identidad Corporativa de Microsoft®, de coherencia. La empresa quizá se debería haber planteado lanzar la nueva imagen no solo de su logotipo, sino de todos y cada uno de sus productos, para unificar a la marca posicionándola de una manera análoga en formatos online y offline. La página web oficial en español todavía mantiene el anterior logotipo después de casi tres días desde la nueva presentación, ¿es normal que a una gigante como Microsoft® se le pasen estos detalles?. En fin, juzgen ustedes.

Os dejamos un vídeo de presentación en el que Microsoft® explica el cambio.

Cris Castellanos

Dircom en DLC y founder en Social Brand. Gestión y coordinación de proyectos creativos. Mi objetivo ha sido siempre observar, aprender y perseverar, para crecer y aportar nuevas técnicas creativas basadas en la innovación.