ESTAMOS ONLINE

OTRO MUNDO CREATIVO

¿Qué es el #estrésdigital?

Fíjate en cuantas pantallas y programas tienes abiertos, seguramente más de cinco. Una clara muestra de cómo la tecnología se está convirtiendo en una parte imprescindible de nuestras vidas. Las nuevas generaciones nacen acostumbrados a la multitarea, sin embargo, nosotros nos estamos acostumbrando a la fuerza. Una nueva era acuñada como “la era de las pantallas”. Por desgracia, esto puede tener graves consecuencias para nuestro sistema nervioso.

Esta claro que la tecnología ha cambiado la forma de consumir información, el número de adultos en la Red se ha incrementado desde el boom de Internet en el año 1995 hasta lun 82%. Y en 50 años hemos pasado de consumir 5 horas en tecnología a consumir ¡12 horas!.

Casi el 90% del tiempo que estamos conectados lo hacemos desde nuestros smartphones, el 50% desde nuestros ordenadores, pasan del 40% reproductores de MP3 y consolas de videojuegos y llegan al 20% tabletas y lectores digitales. El usuario común navega en una media de 40 páginas web al día y cambia de tarea una vez cada dos minutos.

¿Qué es la multitarea?

No importa lo buenas que sean nuestras intenciones, pero lo que está claro es que no podemos realizar múltiples tareas a la vez, el cerebro no está preparado para ello –por lo menos todavía-. Algunos estudios nos explican por qué el cerebro humano sólo puede realizar y manejar con precisión dos tareas a la vez:

Cuando el cerebro se enfrenta a dos tareas al mismo tiempo, la corteza prefrontal se divide en dos, por lo que cada una de estas partes sólo puede concentrarse en una tarea concreta, aunque la mayor parte de los lóbulos frontales permite cambios entre las dos tareas. Pero cuando una tercera tarea entra en juego es demasiado para el cerebro y en consecuencia, la precisión disminuye considerablemente.

La multitarea hace que nuestro cerebro omita información relevante, recopilando información errónea relacionada con cada tarea, y ocasiona dificultades para extraer cierta información a corto y largo plazo, provocando que nos resulte difícil cambiar de una tarea a otra.

El estilo multitarea

Un usuario Internauta común abre la ventana de su ordenador para ver el correo electrónico unas 18 veces en una hora. Los usuarios que sobrepasan las 5 tareas están entre los 26 y los 35 años. En un estudio reciente con un grupo de esta tipología de usuarios, un grupo de ellos fueron aislados durante cierto tiempo de su correo electrónico. El resultado fue que se sentían más capaces de hacer su trabajo y permanecer en su tarea.

Consecuencias para nuestra salud

La multitarea tiene un peaje muy caro en nuestro cerebro. Algunos neurocientíficos creen que nuestros cerebros no están diseñados para manejar tal cantidad de información que actualmente tenemos a nuestro alcance a través de la Red. El nivel de atención de nuestro de cerebro tiene un límite y cuando se sobrecarga de información puede desencadenar una reacción de “lucha o huida”. Esta sobrecarga hace que el cerebro se sienta amenazado y cierre ciertas regiones que se ocupan de la empatía.

Las nuevas tecnologías y las distracciones pueden influir en el cerebro, hasta afectar a nuestra forma de pensar y en consecuencia a nuestro comportamiento. En lugar de concentrarse en una tarea, el cerebro quiere cambiar siempre a otra cosa debido al flujo constante de nueva información que recibe a través de las multitareas, probablemente es el resultado del deseo del cerebro a reaccionar ante las oportunidades y las amenazas más inmediatas y en consecuencia, cada vez que cambiamos a la siguiente tarea, el cerebro libera un chorro de dopamina. Además, los estudios neurológicos también han demostrado que el uso excesivo de Internet puede llevar a la atrofia de la materia gris del cerebro. Esto puede afectar directamente a la concentración, a la memoria y a la capacidad de tomar decisiones.

¿Cómo puedes solucionarlo?

Esta claro que es muy difícil cambiar nuestros hábitos y nuestra manera de trabajar, pero siempre podemos hacer cosas para reducir nuestro estrés digital.

  1. Limita el número de veces que revisas tu email al día.
  2. Designa un tiempo determinado para revisar tus redes sociales.
  3. Date un tiempo para contestar a tus mensajes de correo electrónico.
  4. Utiliza los RSS para dedicar un tiempo concreto a leer las noticias de tus blogs favoritos.
  5. Establece un tiempo diario de desconexión tecnológica para estar con tus amigos y familia, no es fácil, ellos también son multitarea.
  6. Desconéctate de Internet después de cierta hora del día y cúmplelo a rajatabla.
  7. Utiliza técnicas como la de Pomodoro para controlar tus tareas de 25 en 25 minutos.
  8. Quita el sonido del ordenador ara omitir los avisos cuando estés en una tarea importante.
  9. Apunta en un papel o en tu block de notas del ordenador las tareas del día una a una y síguelas sin mezclar más dos de ellas.
  10. Y sobretodo, descansa, estira las piernas y respira aire fresco de vez en cuando.

Cris Castellanos

Dircom en DLC y founder en Social Brand. Gestión y coordinación de proyectos creativos. Mi objetivo ha sido siempre observar, aprender y perseverar, para crecer y aportar nuevas técnicas creativas basadas en la innovación.